free web templates

CHIMENEAS DE LABRAR

HISTORIA Y VESTIGIOS DEL TIEMPO

Las Chimeneas de Labrar son vestigios de la antigua fundición de cobre de Labrar. Incluye, además de las dos chimeneas construidas en 1846, las ruinas del poblado de Labrar y campos de escoria o restos de cobre de la fundición.


Las chimeneas donde se derretía el cobre son los únicos testimonios que quedan en pie de la tecnología que permitió a Chile convertirse en el primer país productor de cobre, entre 1851 y 1880, y desplazar de ese sitial a Inglaterra. Estas chimeneas son de gran tamaño, de base cuadrada construida en ladrillo y reforzadas con una armazón metálica que les daba gran firmeza. Tienen 18 metros de altura.

VALORES HISTÓRICOS

Generalmente se habla de los años alrededores de 1895 en que los hornos se apagaron y las chimeneas se quedaron sin uso. Pero en la "Estadística Minera" del año 1903 se mencionan dos hornos de reverbero todavía en uso (este tecnología ya era obsoleto por el alto consumo de combustible). La misma estadística cuenta que dos hornos ya desde mucho tiempos están en desuso.
Las cantidades de escoria son tremendas y cubren grandes partes de la quebrada. En el año 1903 se fundieron 4.450 toneladas de minerales de cobre con una ley promedia de 14,6% en cobre. El consumo en carbón era alrededor de 3.000 toneladas.
En los años 1906 y 1907 se reporta la función de un horno de reverbero con una chimenea de 54 pies (=16,5 metros) de altitud. El arrendatario, Sr. Marambio terminará en el año 1908 su contrato para seguir en su nueva fundición algunos kilómetros distantes (Yunge, G., 1909).